Inicio Jesús 4 cosas fundamentales para acercarnos a Dios

4 cosas fundamentales para acercarnos a Dios

COMPARTIR

El hecho de ser un creyente, no significa que solo tenemos que acudir los domingos a escuchar sobre la Palabra de Dios y olvidarnos el resto de los días del verdadero significado de la vida.

Recuerda que el gran objetivo de todo ser humano debe ser buscar la salvación de su alma, porque la vida terrenal es una sola y es muy corta, además nadie sabe cuando partimos de este mundo, nadie puede predecir que a la vuelta de la esquina nos puede pasar algún accidente y nuestra vida termina, no hay retorno. Es por ello que no debemos perder el tiempo en banalidades y buscar de Dios para cuando llegue el momento disfrutar de su promesa de una vida eterna.

4 cosas fundamentales para acercarnos a Dios

Si solo nos acordamos los domingos de Dios, muy difícilmente podremos conocerlo y saber cuál es su voluntad, cuál es su propósito para nosotros y qué debemos hacer mientras estamos con vida terrenal, es por ello que debemos aplicar estas cuatro cosas fundamentales para acercarnos a Dios, dejando a un lado por supuesto las religiones que solo nos conducen a tradiciones que nada tienen que ver con la verdad sobre Jesús.

1. Oración

Si no has experimentado el poder de la oración, es porque no has estado en una situación incómoda en tu vida, pero aunque no lo tuvieres, deberías tomar en cuenta este mandato de Jesús.

Colosenses 4:2

2 Dedíquense a la oración: perseveren en ella con agradecimiento

Es impresionante lo que puede hacer la oración, cuando tenemos una dificultad, una situación adversa o simplemente para pedir la protección necesaria de Dios ante tanta maldad de este mundo. Hazlo sin cesar, ora todo el tiempo que puedas, en las mañanas, al medio día, por la noche, antes de acostarte, cuando te sirvas los alimentos, el momento que tomes un pequeño descanso, ora por tus seres queridos, ora por sanación, ora por encontrar la paz, la calma, ora por protección, ora por tu vida y por la de los demás, no te canses de orar, ora por quienes aún no han recibido la Palabra de Dios, para que lo hagan y si tu puedes ser ese instrumento para que los demás conozcan de Dios, pídele que te conceda esa oportunidad. Ora sin cesar.

2. Escudriñar las Escrituras

Hoy en día hay miles de payasos en las tarimas de las iglesias, que te aturden con miles de cosas que supuestamente Jesús dijo, con la finalidad de simplemente sacarte el dinero y enriquecer sus bolsillos, es decir comerciar la Palabra de Dios. Si, somos muy tajantes en esto, porque es típico ver como hacen show hablando de Jesús, se inventan cada cosa, tergiversan las Escrituras, bailan como locos y bueno, un sin fin de tonterías que solo buscan atraer la atención de los incautos para vaciar sus bolsillos.

Lee también: El Éxito de satanás es hacernos dudar con falsos profetas

Es por ello que debes ser responsable con tu creencia, responsable de tus actos para con Dios, ser fiel y escudriñar las Escrituras para que no te dejes engañar fácilmente por esta gente que lamentablemente aún sabiendo lo que les espera, no tiene temor de Dios y comercian su Palabra, ojalá se arrepientan de corazón y Dios los perdone, pero tu, debes tener claro qué es lo que quiere Dios para nuestras vidas, y eso solo se consigue leyendo la Biblia, aprendiendo sobre Jesús.

Juan 5:39

39 Escudriñad las Escrituras; porque a vosotros os parece que en ellas tenéis la vida eterna; y ellas son las que dan testimonio de mí;

3. Congregarse

Este punto es inherente al anterior, porque como te dijimos debes escudriñar las Escrituras y en este marco, asistir a una iglesia de sana doctrina. ¿Cómo sabemos si la iglesia donde asistimos es de sana doctrina? pues precisamente leyendo la Biblia.

Es verdad que existen varios pasajes y libros de la Biblia que pueden resultar un tanto complicado para el entendimiento, pero cuando asistimos al templo y escuchamos las explicaciones del Pastor, podemos clarificar las cosas y empezamos a darnos cuenta si realmente está predicando la verdad o nos trata de engañar. Previo a esto, siempre debemos orar a nuestro Creador, pidiéndole sabiduría y entendimiento, tanto para leer la Biblia como para escuchar las explicaciones del ministro y así discernir y encontrar la verdad.

Hebreos 10:25

25 no dejando de congregarnos, como algunos tienen por costumbre, sino exhortándonos; y tanto más, cuanto veis que aquel día se acerca.

4. Testificar

Y no podía faltar el testimonio de Dios, todo lo que conocemos acerca del dador de nuestras vidas, debemos necesariamente difundirlo a los cuatro vientos, porque en el mundo existe miles de personas que aún no saben sobre Jesús; ¿no crees que somos egoístas si no lo compartimos?

En las famosas redes sociales, hoy en día, a veces compartimos cosas sin sentido, o simplemente momentos familiares, con amigos, situaciones que atravesamos y demás; ¿no deberíamos compartir mucho más sobre la Palabra de Dios al menos por este medio?

Lo ideal es proclamar sobre Jesús todo el tiempo y de todas formas, hablando de Jesús con los amigos, con los familiares, con los vecinos que aún están sumidos en las tradiciones, o peor aún, que no creen.

Mateo 28:19-20

19 Por tanto, id, y haced discípulos a todas las naciones, bautizándolos en el nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo;

20 enseñándoles que guarden todas las cosas que os he mandado; y he aquí yo estoy con vosotros todos los días, hasta el fin del mundo. Amén.

Como vez, Jesús nos deja este mandato, donde claramente especifica que debemos divulgar su Palabra a todo el mundo para que todos tengan la oportunidad de salvarse. Ya dependerá da cada uno, pero nosotros cumplimos con su ordenanza.

Comenta esto con tus amigos