Inicio Historia Confirmación arqueológica: Sodoma y Gomorra son reales

Confirmación arqueológica: Sodoma y Gomorra son reales

COMPARTIR

Para nadie es desconocido que la arqueología es la ciencia que más se acerca a la realidad y precisamente estudia las sociedades y civilizaciones antiguas a partir de sus restos materiales. Esta ciencia puede confirmar con mayor acierto conclusiones en torno a la cultura y formas de vida de los pueblos antiguos.

La arqueología describe e interpreta las civilizaciones antiguas a través de monumentos, obras de arte, utensilios o documentos que de ellas se han conservado hasta la actualidad.

Sodoma y Gomorra son reales

Antes, varios críticos tenían la errada idea de que Sodoma y Gomorra eran ciudades ficticias, que solo aparecen en la Biblia porque sí y que su destrucción solo era una especie de parábola o leyenda. Pero los nuevos análisis confirman lo verídico de las Escrituras.

El equipo de arqueólogos dirigido por el profesor Steve Collins, desenterró en el 2015 las ruinas de las antiguas ciudades de Sodoma y Gomorra, que Bíblicamente sufrieron una destrucción catastrófica causada por Dios.

Collins y su equipo de la Universidad de Trinity del Suroeste de Nuevo México dijo a la prensa que después de 10 años de excavaciones y estudio como parte del proyecto de excavación en Tall el-Hammam, descubrieron el sitio de la ciudad bíblica de Sodoma, de acuerdo con la revista digital de Arqueología Popular.

“El equipo de arqueólogos ha desenterrado una mina de oro de antiguas estructuras monumentales revelando una ciudad-estado que dataría de la Edad de Bronce, y que dominó la región del sur de Jordania en el Valle del Jordán”, afirmó Collins y agregó que “la mayoría de los mapas arqueológicos de la zona estaban en blanco” antes de su trabajos allí. “Lo que tenemos en nuestras manos es una importante ciudad-estado que era desconocida por los eruditos antes de empezar nuestro proyecto” concluye.

sodomaygomorra

El sitio, según los arqueólogos, tiene dos estratos, una parte inferior y una ciudad alta. Además la ciudad posee un muro de 10 metros de alto hecho con ladrillos de barro. También hay puertas, torres y una plaza central. “Fue una misión enorme, que requirió millones de ladrillos y, obviamente, un gran número de trabajadores”, sostuvo Collins. Asimismo, la evidencia de torres y puertas, junto con algunas otras piezas descubiertas indican que las fortificaciones de la Edad de Bronce eran mucho más resistentes de lo que se pensaba.

La evidencia arqueológica también indica que la vida de la ciudad llegó a un abrupto final. Esto puso fin a toda forma de vida durante un período de 700 años. Según el Antiguo Testamento de la Biblia, esta ciudad junto a Gomorra, estaba asociada a los pecados de los hombres y es por eso fue castigada y destruida por Dios enviando una ‘lluvia de fuego y azufre’ que incineró completamente la ciudad.

Otra evidencia de Sodoma y Gomorra

Las tabletas de Ebla fueron descubiertas en el norte de Siria y son fechadas en el año 2,400 a. de J.C.

En estas tabletas se encuentran escritos los nombres de las ciudades Sodoma y Gomorra que antes se pensaban eran ciudades inventadas por el autor bíblico, pero existe la confirmación arqueológica que demuestran su existencia.

También es importante enfatizar que este descubrimiento derrumba la teoría de que Moisés no pudo haber escrito el Pentateuco en el 1,400 a. de J.C., porque la escritura no existía en aquella época ¡Pero ahora sabemos que 1000 años antes existía la escritura!

Sodoma y Gomorra, son 2 de las 5 ciudades mencionadas en Génesis 14, en las Tabletas de Ebla se mencionan las 5 ciudades en el mismo orden que hace Génesis: “Sodoma, Gomorra, Adma, Zeboim y Zoar.

“La evidencia arqueológica reveló que las cinco ciudades mencionadas en la Biblia eran, de hecho, centros de comercio en el área y que geográficamente estaban situadas como las Escrituras las colocan” Josh McDowell, “Nueva Evidencia que demanda un veredicto” (Mundo Hispano 2009) p. 437.

Ahora lo asombroso es que no solo vemos confirmación fuera del relato bíblico de que Sodoma y Gomorra existieron, sino que ya fueron encontradas.

“La evidencia apunta hacia una actividad sísmica e indica que varios estratos de tierra fueron afectados y arrojados al aire. El betún abunda en esa zona, y sería una descripción correcta decir que un fuego infernal (brea betuminosa) cayó sobre estas ciudades que habían rechazado a Dios. Hay evidencia que estratos de rocas sedentarios han sido fusionados por calor intenso. Evidencia de tal incendio se ha hallado en la cima de Jebel Usdum (monte Sodoma). Constituye evidencia permanente de una gran conflagración que ocurrió en el remoto pasado, posiblemente cuando exploto un depósito de petróleo debajo del mar Muerto y se incendio. Tal explicación de ninguna manera quita del evento su elemento milagroso, porque Dios controla las fuerzas naturales. El hecho de haber ocurrido en el momento oportuno para producir el mayor efecto, en el contexto de las advertencias y visitas de los ángeles, son factores que revelan su completa naturaleza milagrosa” Geisler, Norman L. Christian Apologetics. Grand Rapids: Baker, 1976, p.50-51.

Con información de: RT, Noticias Cristianas y Respuestas Evangélicas

Comenta esto con tus amigos