Inicio Jesús Esta es la verdadera motivación de nuestras vidas

Esta es la verdadera motivación de nuestras vidas

COMPARTIR

Generalmente cuando las personas se encuentran desmotivadas quieren fervientemente salir de su crisis buscando la ayuda de un profesional, alguien que les “motive”, alguien que les levante la moral, alguien que les de ánimo para seguir adelante.

En otras ocasiones buscan libros o lecturas cuyo contenido se enfoque en la “motivación”, para de alguna manera tomar esas ideas, llenarse de valor, de animo o de algún impulso y continuar con su vida diaria, a pesar de los problemas, circunstancias o vicisitudes que estén atravesando.

Con la llegada del Internet, las personas en un gran porcentaje han dejado de buscar en contenido físico y se han volcado a examinar en la gran red mundial. Solitarios desde sus moradas se pasan horas y horas investigando qué puede servirles para motivarse. En esta biblioteca mundial podemos encontrar información por doquier, millones y millones de artículos, miles y miles de sitios web dedicados a este tema, cientos de libros online e incluso en los últimos años, cientos de personas dedicadas a “motivar” a través de Internet, con seminarios, mentorías, webinars y muchos formatos con contenido para “levantar el ánimo” de las personas que están viviendo situaciones difíciles a diario o problemas permanentes.

Lo admitimos, muchos de estos motivadores han llegado con sus mensajes a muchas personas, los han “motivado”, pero la pregunta es: ¿esa motivación es permanente? Definitivamente NO, ese ánimo que transmiten estos profesionales solo dura poco tiempo, porque sus mensajes solo llegan emocionalmente, y las emociones son momentáneas, las pasiones son temporales, el buen ánimo no te dura todo el día. Entonces quienes buscan motivación se ven obligados a pagar y seguir pagando por los servicios del “motivador”. ¿Hasta cuando?

Todas estas miles y miles de personas que están queriendo encontrar ayuda para sus vidas, se han olvidado de un punto mucho más importante, un punto vital: Buscar de Dios.

Efectivamente amiga o amigo, la motivación más grande que puedes encontrar para tu vida está en Dios.

No, los problemas no se acaban, las crisis continúan, las situaciones complicadas que nos toca vivir a diario siguen y seguirán, esto no va a cambiar, pero lo que sí va a cambiar, es que esos mismos problemas ya no te van a martirizar porque cuentas con la ayuda idónea de Dios, porque Él es el motivo de tu vida, Él es la motivación para proseguir con tus actividades y deberes, Él es la fuente de inspiración para que día a día sigas sin parar con ánimo, fuerza, valentía y fe hacia tus objetivos y hacia el gran objetivo final de todos los seres humanos, la Vida Eterna.

Salmos 55:22

22 Echa sobre Dios tu carga, y él te sustentará;
No dejará para siempre caído al justo.

Confía en Jesús todo el tiempo, Él es la verdadera motivación de nuestras vidas, a pesar de las cargas, los inconvenientes, los malos tiempos, Él nos da el coraje, la fuerza y la motivación para continuar.

Mateo 11:28

28 Venid a mí todos los que estáis trabajados y cargados, y yo os haré descansar.

Si buscas un motivador, tienes a Jesús, su Palabra es Poder, sus mensajes son vivificantes, su verdad es la fuente de nuestras vidas, el verdadero significado para seguir con nuestra cotidianidad, sin desmoralizarnos, sin desmayar, sin quedarse desmotivado.

1 Timoteo 6:12

12 Pelea la buena batalla de la fe; haz tuya la vida eterna, a la que fuiste llamado y por la cual hiciste aquella admirable declaración de fe delante de muchos testigos.

Juan 14:6

6 Jesús le dijo: Yo soy el camino, y la verdad, y la vida; nadie viene al Padre, sino por mí.

Cree, confía y sigue el camino hacia la victoria.

Juan 16:33

33 Yo les he dicho estas cosas para que en mí hallen paz. En este mundo afrontarán aflicciones, pero ¡anímense! Yo he vencido al mundo.

Romanos 12:21

21 No te dejes vencer por el mal; al contrario, vence el mal con el bien.

Comenta esto con tus amigos