Inicio Jesús Este es uno de los mayores problemas de los cristianos

Este es uno de los mayores problemas de los cristianos

COMPARTIR

Muchos de los que nos consideramos cristianos atravesamos un grave problema y cuya solución está al alcance de nuestra manos, sin embargo dejamos que esa dificultad se expanda día con día.

¿No adivinas? Pues te comento que este problema que a la vez tiene una solución sencilla se convierte en algo muy grave cuando lo dejamos pasar. Este problema tiene que ver con el poco interés de leer a profundidad La Biblia.

Si, querido lector o lectora, los cristianos en muchas ocasiones solo hemos recibido a Cristo ,y con poca información que tenemos sobre él a través de Internet o cuando asistimos a la Iglesia, ya creemos que lo sabemos todo y que no necesitamos más.

Hasta el 2012, un pastor de Nueva Jersey corroboró que luego de 30 años de estar al frente de una Iglesia pudo decir firmemente que “La Biblia es el libro más vendido, pero menos leído y menos comprendido de todos”, advirtiendo que “la ignorancia bíblica es tremendamente grande”.

El encuestador religioso estadounidense, George Gallup, manifestó que de acuerdo a una encuesta realizada en ese mismo año, el 64% dijo que estaba demasiado ocupado como para leer la Biblia. El hogar promedio posee tres Biblias, pero menos de la mitad de la gente pudo decir cuál es el primer libro del Antiguo Testamento.

Estas cifras han variado en los últimos años, pero incrementando el porcentaje de quienes tienen este grave problema, no leer la Biblia, a pesar de considerarse cristianos.

Por ello en diferentes ocasiones cuando tenemos la oportunidad de hablar de Jesús o cuando nos preguntan algo al respecto, no tenemos la capacidad de ofrecer una respuesta contundente, clara y precisa para que nuestro interlocutor se sienta satisfecho y por ende tenga la necesidad de conocer más acerca de Dios llevando finalmente a su transformación, todo lo contrario, contestamos de manera general y para colmo le decimos que lea La Biblia, no porque esté mal, sino porque nosotros no la escudriñamos y queremos que otros lo hagan; tamaño error ¿verdad?

Es hora de solucionar este grave problema, con una simple y sencilla acción, leer la Biblia. Tómate unos 30 minutos al día para hacerlo, hazlo despacio, pidiéndole con anticipación sabiduría a Nuestro Señor y así vas a comprender todo lo que Dios te dice cada día.

Recuerda, La Biblia, no es un libro más, es El Libro que transforma vidas, que redarguye, que fortalece, que te dice la Verdad.

2 Timoteo 3:16-17

16 Toda la Escritura es inspirada por Dios, y útil para enseñar, para redargüir, para corregir, para instruir en justicia,

17 a fin de que el hombre de Dios sea perfecto, enteramente preparado para toda buena obra.

La meta no es solo informarnos, sino transformarnos. Resumiendo Timoteo 3:16: La Palabra de Dios nos muestra qué camino tomar (la doctrina) “Útil para enseñar”. Nos avisa cuando nos desviamos (la reprensión) “para redargüir”. Y nos enseña a regresar (la corrección) “para corregir”. Y a perseverar: “La instrucción en justicia”.

Comenta esto con tus amigos