Inicio Jesús Esto pasa cuando prohíben hablar de Dios en escuelas

Esto pasa cuando prohíben hablar de Dios en escuelas

COMPARTIR

Resulta sorprendente y hasta increíble saber que existe la prohibición de impartir el conocimiento de Dios en las instituciones educativas, pero no se prohibe hablar de aquello en las cárceles.

Desde mucho tiempo atrás con la denominada educación laica se prohibió instruir sobre el conocimiento de Dios en las diferentes instituciones educativas, comenzando desde las escuelas a excepción, claro está, de los grupos religiosos que poseen escuelas y colegios que sin embargo lo hacen en su mayoría de manera equivocada; pero al menos se sientan las bases para que niñas y niños crezcan con la tendencia del camino correcto.

Hoy en dìa incluso se encuentra prohibido totalmente hablar de Dios, ningún profesor ni autoridad, tiene la potestad para tan siquiera hacer una oración, mucho menos explicar algo con bases en el Creador, porque corre el riesgo de ser demandado o demandada en escuelas, colegios o universidades y en diferentes países del mundo. ¡Qué barbaridad!

Sin embargo sí pueden hablar de Dios en las cárceles y claro que está bien, es necesario compartir la Palabra de Dios a las personas privadas de la libertad que en su momento por una u otra razón cometieron delitos que los llevaron a los reclusorios; al conocer de Jesús, muchos de estos delincuentes se convierten a Cristo, salvan su alma y empiezan a ser un aporte a la sociedad, incluso algunos de ellos toman el camino más difícil, pero vivificante, el predicar la Palabra de Dios a otros.

Pero la pregunta es: ¿no creen que hablando de Dios en las instituciones educativas, los niños y jóvenes crecerían apegados a los valores morales y espirituales, (que precisamente vienen de Dios y no de los supuestos filósofos como muchos creen) y así se reduciría en gran medida los índices delincuenciales y por lo tanto las cárceles estuvieran casi vacías?

Yo estoy completamente seguro de que esto sucedería, tendríamos más seguridad en las calles y no precisamente gracias a la Policía, con su debido respeto, pero sí gracias a Dios, porque el conocimiento sobre Dios es importante para cualquier persona y sobre todo desde pequeños porque se forja el camino correcto, el camino de la bondad, la solidaridad, la honestidad. Valores que no solo sirven para no convertirse en delincuentes, sino para desarrollar una vida digna lejos de las tentaciones, de la soberbia, del licor, de las drogas, de la promiscuidad, que solo llevan a la destrucción del ser humano.

Mateo 10:33

33 Y a cualquiera que me niegue delante de los hombres, yo también le negaré delante de mi Padre que está en los cielos.

Con las enseñanzas de Jesús, puedes forjar una vida apegada a la verdad, con valores y principios reales que tu ayudará a ser una persona de bien, como estudiante y profesional, para luego ejercer cualquier cargo con pulcritud. Incluso si llegas a tener un cargo público, lo harás con total honestidad, la política pasará a ser un eje que verdaderamente sirva a los intereses de las naciones y no a los de unos pocos que se enriquecen a costa de los pueblos.

Las cosas están como están porque se ha prohibido hablar de Dios, porque estamos lejos de Nuestro Creador. Todo estuviera mejor si no existieran impedimentos para impartir la Palabra de Dios en las instituciones educativas y en toda clase de institución.

Muchos dirán: este tipo de conocimiento debe decidirse en el hogar y no a nivel público. Por supuesto que en casa es donde se cimientan las bases de los menores a cerca de Jesús, pero las instituciones educativas deben reforzar y complementar, solo así la vida de los jóvenes irá por buen camino.

La perdición humana continuará mientras se prohíba hablar de Dios.

Romanos 6:23

23 Porque la paga del pecado es muerte, mas la dádiva de Dios es vida eterna en Cristo Jesús Señor nuestro.

Comenta esto con tus amigos