Inicio Reflexiones ¿Por qué Adán y Eva pecaron en el Paraíso?

¿Por qué Adán y Eva pecaron en el Paraíso?

COMPARTIR

Queremos compartir en esta oportunidad un aprendizaje más que lo hemos recibido al seguir escudriñando la Biblia, lo que dice nuestro Señor de nosotras las mujeres y más adelante sabremos el por qué Eva se inclinó al pecado e hizo pecar a Adán.

Y para empezar en torno a las mujeres, nos dice que no somos superiores a los hombres, pero tampoco somos inferiores, según los versículos de Génesis 1:26,27 y 28:

Génesis 1: 26-28

26 Entonces dijo Dios: Hagamos al hombre a nuestra imagen, conforme a nuestra semejanza; y señoree en los peces del mar, en las aves de los cielos, en las bestias, en toda la tierra, y en todo animal que se arrastra sobre la tierra.
27 Y creó Dios al hombre a su imagen, a imagen de Dios lo creó; varón y hembra los creó.
28 Y los bendijo Dios, y les dijo: Fructificad y multiplicaos; llenad la tierra, y sojuzgadla, y señoread en los peces del mar, en las aves de los cielos, y en todas las bestias que se mueven sobre la tierra.

Según estos versículos bíblicos, Dios antes del pecado nos ve iguales pero con funciones diferentes.

Tanto Eva como Adán fueron creados diferentes a todos, solo los dos fueron creados por la mano de Dios como lo dice Génesis 2:7. No se confundan con esto queridos lectores, Dios ordenó que se cree todas las cosas que vemos, animales, vegetación, la luz y todo lo demás, sin embargo el ser humano en este caso Adán y Eva fueron creados bajo la mano de Dios.

Génesis 2: 7/21-23

7 Entonces Jehová Dios formó al hombre del polvo de la tierra, y sopló en su nariz aliento de vida, y fue el hombre un ser viviente.
21 Entonces Jehová Dios hizo caer sueño profundo sobre Adán, y mientras éste dormía, tomó una de sus costillas, y cerró la carne en su lugar.
22 Y de la costilla que Jehová Dios tomó del hombre, hizo una mujer, y la trajo al hombre.
23 Dijo entonces Adán: Esto es ahora hueso de mis huesos y carne de mi carne; ésta será llamada Varona, porque del varón fue tomada. 

Como podemos ver Adán fue creado del polvo de la tierra y Eva fue tomada de la costilla del hombre para protegerlo, analicemos esto, las funciones de las costillas de toda persona es proteger a los órganos internos que poseemos, entonces podemos decir con certeza que Eva fue creada para proteger al hombre.

La mujer al igual que el hombre fue creada para ser cuidada y protegida. Tanto Eva como Adán fueron creados para adorar a Dios y ser representantes visibles del Dios invisible, pues Dios es Espíritu, y los creó para poderles amar y que sean eternos.

Eclesiastés 3:11

3:11 Todo lo hizo hermoso en su tiempo; y ha puesto eternidad en el corazón de ellos, sin que alcance el hombre a entender la obra que ha hecho Dios desde el principio hasta el fin.

Cuando Dios creó a Adán su función era trabajar y lo primero que hizo fue poner nombres a los animales.

Génesis 2:15-19

15 Tomó, pues, Jehová Dios al hombre, y lo puso en el huerto de Edén, para que lo labrara y lo guardase.
16 Y mandó Jehová Dios al hombre, diciendo: De todo árbol del huerto podrás comer;
17 mas del árbol de la ciencia del bien y del mal no comerás; porque el día que de él comieres, ciertamente morirás.
18 Y dijo Jehová Dios: No es bueno que el hombre esté solo; le haré ayuda idónea para él.
19 Jehová Dios formó, pues, de la tierra toda bestia del campo, y toda ave de los cielos, y las trajo a Adán para que viese cómo las había de llamar; y todo lo que Adán llamó a los animales vivientes, ese es su nombre.

Si analizamos al versículo 18 vemos que desde un principio Dios ve que no es bueno que el hombre esté solo y creó a Eva para que sea ayuda y complemento para Adán, no es saludable que el hombre o la mujer estén solos.

Conozcamos que el significado de Adán quiere decir “hecho de tierra por Dios” porque del polvo de la tierra fue formado. Y fue Adán quien le puso el nombre a la mujer como vemos en Génesis 3:20:

Génesis 3:20

20 Y llamó Adán el nombre de su mujer, Eva, por cuanto ella era madre de todos los vivientes.

Eva significa vida porque ella era madre de todo lo viviente. Podemos observarlo en su significado: (heb. Jawwâh [tal vez de jay, “viviente”, o jayyâh, “vida”]; gr. Héua; la palabra ha sido interpretada como “antecesora”, “madre”, “quien da a luz”, “viviente”, “vivificadora”, “vida”).

El plan de Dios es que el hombre esté con su mujer, y que obedezcan su ley.

Proverbios 11:16

16 La mujer agraciada tendrá honra, Y los fuertes tendrán riquezas

Donde mujer agraciada es una mujer que teme a Jehová. Pero…

¿Por qué Adán y Eva pecaron en el paraíso?

Si bien es cierto Adán y Eva fueron creados para alabar a Dios, pero también para ser un complemento el uno con el otro y ayudarse mutuamente, no es menos cierto que los dos fallaron como pareja y por ello terminaron pecando en primera instancia Eva y luego Adán como lo conocemos.

La falla de Eva fue dejar solo al hombre y alejarse por otros rumbos, tratando de descubrir sola otros parajes de la creación, llegando a la instancia en que la sorprendió satanás inmersa en una serpiente, hablándole palabras bonitas y convenciéndole de que comer aquella manzana no traería consecuencias, “solo conocería un poco más sobre la vida”. Confía en ti misma, le decía, no confíes en la palabra de Dios, confía en tus fuerzas, en tus posibilidades, en tus decisiones, en lo que tu puedas hacer, qué importa Adán y mucho menos Dios… ¿Te suena familiar en estos días?

Por su parte el hombre alejado de su mujer, trabajando en otros menesteres, descuidó a su amada confiado en que todo estaría bien, sin embargo al encontrarse con su pareja, ella le persuadió para que también “disfrutara” de aquel fruto, dando paso al pecado original y experimentando las consecuencias que todos conocemos.

He aquí la importancia de la pareja como tal, de ser verdaderamente la ayuda idónea y el complemento ideal entre hombre y mujer, es verdad que la confianza es primordial en toda relación de pareja, sin embargo no podemos descuidar el hecho de que estemos pendientes el uno del otro, de cuidarnos recíprocamente y cuidar ese amor que Dios nos ha dado para evitar las consecuencias a veces nefastas que trae la negligencia o el descuido.

Si los dos hubieran estado juntos en ese momento, ella observando lo que hace su hombre y él cuidándola y compartiendo sus actividades, estoy completamente segura que al ser tentados por la serpiente, ninguno de los dos caía en su trampa, los dos lo hubieran pensado mejor y obedeciendo lo que les dijo Dios, cada uno persuadía al otro y terminaban alejándose de satanás.

Todos conocemos de sobra los miles y miles de casos de parejas que se han llegado a divorciar, que se han separado a veces por simples cosas como falta de comunicación, o por no comprender el verdadero significado de estar juntos y de representar ese apoyo el uno del otro. Nos descuidamos de detalles tan pequeños, como dejar a nuestra pareja a su libre albedrío, sin saber a dónde va, sin importarnos la actividad que vaya a realizar o que esté realizando; esto no quiere decir que vamos a estar asfixiando a nuestra pareja con preguntas, discursos, llamadas continuas y demás, pero sí debe primar el diálogo, el respeto, el cariño, la comprensión y la madurez entre los dos y estos puntos claves solo lo aprendemos de Dios. Él nos da la fortaleza, la sabiduría y la tranquilidad de estar juntos pese a todas las circunstancias negativas que se presenten, pero cada uno debe poner de su parte y cuidarse mutuamente.

Escrito por Wendy Duque

Comenta esto con tus amigos