Inicio Reflexiones ¿Sabes qué significa realmente el estrés en tu vida?

¿Sabes qué significa realmente el estrés en tu vida?

COMPARTIR

Vivimos en el mundo de la inmediatez, todo lo queremos en este instante, todo lo anhelamos hoy, nuestro jefe lo quiere para “ayer”, nuestra esposa, esposo lo quiere para ahora mismo, nuestros hijos lo quieren para ya, nuestros amigos lo quieren en estos momento, todos queremos todo y a la velocidad de la luz.

Por ende este querer desmedido se convierte en estrés, porque deseamos cosas, cosas y más cosas, es decir el estrés a su vez se convierte en afán; ahí es cuando caemos en la tentación del deseo material y nos olvidamos por completo del verdadero significado de la vida.

A todos nos ha pasado, todos deseamos en su momento cosas materiales, queremos el auto del momento, el smartwatch de moda, el celular de última generación, ir al cine a ver la película de estreno, ir a comer lo que el último comercial de televisión nos presentó y así, una serie de deseos mundanos que nada tiene que ver con la felicidad.

Es allí donde el estrés comienza a tomar fuerza, porque queremos tenerlo todo y no podemos.

Sí, lo sé, muchos dirán, pero yo me siento bien en mi vida y no estoy anhelando nada fuera de mi alcance, los que me estresan son mis jefes, o es mi esposa o esposo, o son mis compañeros de trabajo, o son las redes sociales donde se publican cada cosa, ¡ellos son los culpables!. Estás seguro o segura que es así?

Mira, los afanes de la vida nos llevan al estrés, porque nos olvidamos completamente de lo más importante, la parte espiritual. Si olvidamos quiénes somos y a dónde vamos no alcanzaremos el objetivo. El objetivo es claro, la vida eterna junto a Dios.

Bien lo dice Jesús

Filipenses 4:6-7

6 Por nada estéis afanosos, sino sean conocidas vuestras peticiones delante de Dios en toda oración y ruego, con acción de gracias.

7 Y la paz de Dios, que sobrepasa todo entendimiento, guardará vuestros corazones y vuestros pensamientos en Cristo Jesús.

Todos los afanes, toda la ansiedad, todos los problemas deben ser confiados a nuestro Creador. Todo lo que queramos, claro está dentro del contexto real y humilde, y sobre todo lo que realmente necesitas, lo podemos conseguir gracias a la oración diaria a nuestro Señor y todo llegará, pero con paciencia y agradecimiento. Él te dará lo que necesitas.

1 Pedro 5:6-7

6 Humillaos, pues, bajo la poderosa mano de Dios, para que él os exalte cuando fuere tiempo;

7 echando toda vuestra ansiedad sobre él, porque él tiene cuidado de vosotros.

Mira esta gran promesa, que siempre se cumple en todo momento, cuando tu estás dispuesto a entregarle todo al Señor, cuando tienes un corazón humilde para agradecer, para orar, para alabar. Él te dice que descanses tus problemas y le confíes todo.

Mateo 11:28

28 Venid a mí todos los que estáis trabajados y cargados, y yo os haré descansar.

El estrés entonces significa solo el afán por tener cosas, deshazte de ese afán y ponlo en manos de Jesús, que Él sabrá que hacer con y en tu vida.

Comenta esto con tus amigos