Inicio Testimonios Toda una tribu se convierte a Jesucristo

Toda una tribu se convierte a Jesucristo

COMPARTIR

El impactante testimonio del Jefe de una tribu que murió y horas más tarde volvió a la vida, dejó a todos los miembros de este clan perplejos, despojándose de todo lo que habían conocido hasta el momento y entregándose por entero a Jesucristo.

El pueblo Kwaio, al interior de la isla Malaita, es una tribu reconocida por su alta agresividad. Durante años, asesinaron a todo extranjero que se asomaba a sus tierras. Entrar a predicar el Evangelio era cosa de locos.

Sin embargo, Dios envió dos misioneros con el Evangelio para cambiar corazones y demostrar el mensaje de salvación con un milagro.

El jefe de la tribu, Haribo, estaba muriendo. Aunque los dos cristianos fueron tratados con hostilidad al acercarse, los ancianos del pueblo les permitieron ver al moribundo cuando les dijeron que había “un Dios verdadero que lo podía curar”.

Jack se acercó y habló directamente con Haribo, quien le dijo entusiasmado, a pesar de su condición: “He esperado toda mi vida para escuchar esta historia. Siempre sentí que había algún mensaje sagrado de este tipo, pero nadie vino a traer estas palabras. ¿Cómo puedo recibir este Jesús en mi vida?”.

Los misioneros oraron con él, pero dos horas más tarde, el jefe murió. La tribu preparó el cuerpo del jefe para el entierro mientras los misioneros regresaron a la base. Sin embargo, cuando el sol nacía, Haribo despertó. Toda la aldea estaba alborotada y el jefe ordenó que los misioneros volvieran a la tribu.

Cuando llegaron, Haribo contó que al morir se encontró con un hombre llamado Jesucristo, vestido de ropas blancas y brillantes, quien lo llevó a conocer el cielo y el infierno. Haribo se mantuvo en vida hasta la mañana siguiente.

El Evangelio, terminó expandiéndose y llegó a las aldeas vecinas, donde más de 300 personas conocieron a Cristo. Hoy en día existen 11 pueblos cristianos en aquella isla, todo después del testimonio de Haribo, los misioneros empezaron compartir el Evangelio con todos los que estaban presentes. Y todos recibieron a Jesús como su Señor y Salvador.

Con información de BibliaTodo

Imagen Referencial

Comenta esto con tus amigos