in

¿Cómo puedo tener el sello de Dios en mi vida?

Cómo obtener el sello de Dios
Cómo obtener el sello de Dios
Comparte el amor de Cristo

Vienen momentos terribles, dolorosos, frustrantes, y nos duele el corazón de ver lo que está pasando en el mundo y que no hay un genuino arrepentimiento, no hay un volverse a Dios de todo corazón, sino más bien hay un enfriamiento.

El Señor le dio una orden a Ezequiel:

Ezequiel 9:4

4 y le dijo Jehová: Pasa por en medio de la ciudad, por en medio de Jerusalén, y ponles una señal en la frente a los hombres que gimen y que claman a causa de todas las abominaciones que se hacen en medio de ella.

Y eso es lo que el Señor quiere hacer.

Hoy el Señor quiere marcarnos, ponernos un sello a los que le amamos y que realmente nos duele el corazón de ver la maldad que está ocurriendo en el mundo.

Nosotros no podemos estar apagados habiendo tanta maldad, hambre, necesidad espiritual como física en el mundo.

Ahora tenemos que clamar al Señor, pedirle “Señor por favor salvamos, manifiéstate poderosamente en medio de un pueblo que necesita ver realmente tu poder” aun cuando el corazón está endurecido.

¿Cómo el Señor puede poner esa señal en nuestra frente, cómo puedo tener ese sello de que Dios me conozca?

Cuando la Palabra dice “apartaos de mi malditos, nunca os conocí” en Mateo 25:41

41 Entonces dirá también a los de la izquierda: Apartaos de mí, malditos, al fuego eterno preparado para el diablo y sus ángeles.

Y en Mateo 7:23

23 Y entonces les declararé: Nunca os conocí; apartaos de mí, hacedores de maldad.

Mateo 7:23

Muchos se preguntarán ¿Cómo es que Dios no me conoce, si yo he estado predicando, si he estado dando de comer a los pobres?

Si nosotros no tenemos el sello de Dios, Dios no nos conoce, no es una religión.

Leamos en: Efesios 1:13

13 En él también vosotros, habiendo oído la palabra de verdad, el evangelio de vuestra salvación, y habiendo creído en él, fuisteis sellados con el Espíritu Santo de la promesa,

Fuimos sellados al tener a Cristo.

Si usted no tiene a Cristo no tiene el sello de Dios en su vida y Dios no te conoce.

Pero los que hemos aceptado a Jesucristo ya hemos sido sellados y lo más hermoso Dios nos conoce.

2 Corintios 1:22

22 el cual también nos ha sellado, y nos ha dado las arras del Espíritu en nuestros corazones.

Nos ha dado ese sello.

Tenemos que tener claro que saber es diferente a conocer.

Con Dios pasa lo mismo, si usted no tiene al Espíritu Santo que es quien te guía a la oración para que converses con Dios, Dios nunca te va a conocer.

1 Corintios 8:3

3 Pero si alguno ama a Dios, es conocido por él.

Tener el sello es decir: es mío, mi propiedad, mi hijo amado en quien tengo complacencia.

Usted y nosotros que tenemos al Espíritu Santo por haber aceptado a Jesucristo somos conocidos por Dios.

¿Para qué nos sella como propiedad de Él?

La palabra nos dice en:

19 Pero el fundamento de Dios está firme, teniendo este sello: Conoce el Señor a los que son suyos; y: Apártese de iniquidad todo aquel que invoca el nombre de Cristo.

2 Timoteo 2:19

Este sello nos hace propiedad privada de Dios y este sello nos impide vivir en pecado.

Es el Espíritu Santo quien nos confronta cuando pecamos para arrepentirnos y renunciar al pecado.

El sello del Espíritu Santo en nosotros no solamente que produce el fruto en nosotros que es el amor, gozo, paz, paciencia, fe, benignidad, mansedumbre y templanza, sino que también produce en nosotros santidad como dice Hebreos 12:14

14 Seguid la paz con todos, y la santidad, sin la cual nadie verá al Señor.

Por ende, los que somos de Dios, tenemos ese sello, vivimos en santidad y nos duele el corazón de ver cómo está el mundo.

Algo que han perdido los cristianos es amor por los perdidos, predicar el evangelio, anunciarles la verdad.

Cristo viene, Cristo está a las puertas

Pero a veces no podemos hablar porque ese sello está manchado por el pecado.

Este sello nos prepara si soy propiedad privada de Dios y Dios está preparando una cena, la cena de las Bodas del Cordero, la Coronación de su Hijo.

Este sello nos llama al arrepentimiento, a la santidad, a ponernos a cuentas con Dios.

Este es un llamado de advertencia “El novio viene, el Novio está en las puertas, prepárate mundo para recibir al rey”

Hay que hacer una diferencia como dice en:

Mateo 22:14

14 Porque muchos son llamados, y pocos escogidos.

Aquí hay una diferencia muy importante, todo el mundo pelea el llamado de Dios, pero ¿Cuántos pelean la santidad de Dios?

Ser santo es ser escogido, es ser apartado para Dios.

Llamados muchos, escogidos pocos

Los “Ay” son para los malvados, no para los que estamos en Cristo.

Mateo 13:49-50

49 Así será al fin del siglo: saldrán los ángeles, y apartarán a los malos de entre los justos, 50 y los echarán en el horno de fuego; allí será el lloro y el crujir de dientes.

Ojo, una separación entre malos y buenos, justos en Cristo, no entre buenos y buenos.

En la parábola del trigo y la cizaña, no toman una parte del trigo y la mandan al ciego y la otra al granero, el trigo todo va al granero y la cizaña al fuego.

Mateo 13:24-30

Parábola del trigo y la cizaña
24 Les refirió otra parábola, diciendo: El reino de los cielos es semejante a un hombre que sembró buena semilla en su campo;

25 pero mientras dormían los hombres, vino su enemigo y sembró cizaña entre el trigo, y se fue.

26 Y cuando salió la hierba y dio fruto, entonces apareció también la cizaña.

27 Vinieron entonces los siervos del padre de familia y le dijeron: Señor, ¿no sembraste buena semilla en tu campo? ¿De dónde, pues, tiene cizaña?

28 Él les dijo: Un enemigo ha hecho esto. Y los siervos le dijeron: ¿Quieres, pues, que vayamos y la arranquemos?

29 Él les dijo: No, no sea que al arrancar la cizaña, arranquéis también con ella el trigo.

30 Dejad crecer juntamente lo uno y lo otro hasta la siega; y al tiempo de la siega yo diré a los segadores: Recoged primero la cizaña, y atadla en manojos para quemarla; pero recoged el trigo en mi granero.

Cuando vemos el versículo 30 dice “Dejad crecer juntamente lo uno y lo otro hasta la siega”, es decir el trigo y la cizaña, hemos crecido buenos junto con los malos, el sol ha salido para todos; “y al tiempo de la siega yo diré a los segadores” los segadores son los ángeles; “Recoged primero la cizaña, y atadla en manojos para quemarla”, asimismo hará con nosotros, a las personas que no quisieron creer en Jesús serán lanzados al fuego eterno; “ pero recoged el trigo en mi granero” y los que creemos y recibos a Jesús en nuestro corazón seremos llevados con Él.

Que importante queridos hermanos de recibir al Señor en nuestro corazón y ser sellados como su propiedad para alcanzar todas sus promesas.

Es por eso que hoy que todavía estamos a tiempo abramos nuestro corazón a su Palabra, dejémosle entrar en nuestra vida, que sea Él el que nos gobierne.

Tomado de la predica de a la Final Trompeta No. 34, pastores Arturo Norero, Nelson Zavala, Reimundo Ramos, Dr. David Diamond

A LA FINAL TROMPETA #34

Comenta esto con tus amigos

Comparte el amor de Cristo

Written by Jesús es mi Pana

El conocimiento de la verdad es fundamental para transformar nuestras vidas. La verdad os hará libres y la verdad es Jesús. Jesús te ama, sigue a Jesús.

La verdadera historia del conflicto entre Israel y Palestina

La verdadera historia del conflicto entre Israel y Palestina

El oscuro origen del carnaval que hasta ahora celebramos

El oscuro origen del carnaval que hasta hoy celebramos