in

El oscuro origen del carnaval que hasta hoy celebramos

El oscuro origen del carnaval que hasta ahora celebramos
El oscuro origen del carnaval que hasta ahora celebramos
Comparte el amor de Cristo

Dicen que carnaval es un período donde supuestamente la gente tiene «permiso» para dar rienda suelta a los placeres de la carne y luego entrar en recesión con la cuaresma.

Es decir, el carnaval se hizo para pecar cada año, y luego iniciar un período de reflexión donde supuestamente nos arrepentimos y dejamos de lado los placeres mundanos durante 40 días.

La pregunta es ¿Y luego qué? Acaso ¿Volvemos a pecar hasta el otro año? ¡Tremenda blasfemia!

¿Crees que Jesús lo dispuso de esa manera? ¿Crees que debes hacer todo lo que te da la gana y luego reflexionar durante 40 días porque recuerdas lo que hizo Jesús en la Cruz?

Te recuerdo que hoy en día ni siquiera ese número de días reflexiona la gente, tal vez uno, pero después se olvida y vuelve a cometer los mismos errores.

Y te quedas en ese círculo vicioso donde solo recuerdas a Jesús por compromiso, (si es que lo haces) mientras por dentro está carcomiéndote el vichito de los placeres carnales.

No se trata de un vano remordimiento de 40 días o de un día después de carnaval, se trata de un genuino arrepentimiento permanente que tenga sentido para nuestras vidas.

Y para reforzar este tema es necesario que conozcas los orígenes oscuros del carnaval para que verdaderamente reflexiones y no sigas celebrando algo que no va con los valores cristianos.

Este es el origen oscuro del carnaval

Hoy son famosos muchos carnavales en el mundo entero, pero el oscuro origen de estas fiestas de la carne, se remonta a épocas antiguas.

Es importante tener claro por qué se celebran y de dónde vienen estas juergas.

No es de extrañarse que los orígenes del carnaval tengan su inicio en casi 5000 años de antigüedad, ya que las fiestas por lo general combinan elementos como disfraces, desfiles, cantos, danzas, bailes y excesos en los placeres carnales.

Un origen oscuro del carnaval proviene de la antigua Grecia con las dionisias, fiestas que veneraban al dios dioniso, símbolo de la fertilidad, la diversión, el teatro y el vino.

Los romanos, inspirados en la tradición religiosa de los griegos, importaron la figura de dioniso, convirtiéndolo en baco, el dios del vino, a quien empezaron a hacerle homenajes, de allí el término bacanales, es decir fiestas desenfrenadas.

Los bacanales de Roma celebraciones en honor al dios baco.
Los bacanales de Roma

También celebraban los saturnales o saturnalia (hoy navidad), una celebración en la que los romanos organizaban fiestas, banquetes y orgias para conmemorar al dios saturno o el día del dios sol.

El carnaval tienen otro origen oscuro, según varios autores, que se remontaría también hasta Egipto, donde se realizaban fiestas en honor al toro apis, un toro vivo que supuestamente albergaba el espíritu divino hasta su muerte y que era venerado como un dios.

En las comunidades prehispánicas y las culturas afroamericanas también se celebraban algunas fiestas con características similares en esta época del año.

Pero en algunas culturas está relacionado con la finalización de la siembra de invierno y el comienzo de un nuevo periodo de fertilidad con la llegada de la primavera.

Se puede hablar de la edad media como otro origen oscuro del carnaval, cuando la iglesia católica imponía en tiempo de Cuaresma un ayuno «voluntario», así como un celibato que se extendió a los 40 días correspondientes.

De allí que el carnaval habría surgido como una forma de tomar fuerzas antes de la Cuaresma.

La fiesta consistía en celebrar grandes banquetes para comer toda la carne que no se lo podía hacer en los días posteriores. De la misma manera había excesos de tipo sexual, debido a ese celibato impuesto.

Lo sorprendente de todo esto, es que la Iglesia católica, asoció esta celebración como un hecho normal, es decir la gente podía «disfrutar» de las carnestolendas sin freno, pero solo hasta el denominado «miércoles de ceniza» que es donde comienza los 40 días de la cuaresma cristiana.

La cuaresma es un tiempo destinado a la preparación espiritual de la fiesta de la Pascua, pero lo lógico es que no debemos regirnos solo a este período para purificar nuestra condición, sino que todo el tiempo debemos tratar de mantener un vida santa y obedecer a Dios en todo lo que Él nos dice.

👉Lee también: Dios no quiere solo una Semana Santa sino una Vida Santa

Por ello, mucha gente lo ha tomado tan literal y tan normal, desatar los placeres carnales en carnaval, mucho más que en cualquier otra época del año.

Así, los días de Carnaval se convierten en un periodo de permisividad para dar lugar a los más bajos instintos, mientras llega el período de reflexión.

Un craso error que ha costado la vida de muchos feligreses que creyeron que esto era normal y ahora están en las vorágines del infierno sufriendo por toda la eternidad.

¿No crees en el infierno? Lee esto por favor

¿Acaso no recuerdas que en 2023, solo por citar un ejemplo y un año al azar, hubo desmanes y se desataron los demonios en la gente que no supo controlarse y que no tuvo el más mínimo pudor para celebrar a su manera?

Los famosos carnavales de Río, ya son una tradición de desenfreno y hasta burla contra de Dios.

En Manabí Ecuador, en la playa Montañita, una pareja incluso llegó a manter relaciones sexuales en público… ¿Y a eso llaman bueno?

¡Ay de los que a lo malo dicen bueno, y a lo bueno malo; que hacen de la luz tinieblas, y de las tinieblas luz; que ponen lo amargo por dulce, y lo dulce por amargo!

Isaías 5:20

No debemos olvidarnos que cuando la gente se burla y blasfema de esta manera, tarde o temprano, reciben su castigo, no porque Dios los tenga en la mira para hacerles daño, sino por sus propias acciones.

Si están drogados o con exceso de alcohol, es obvio que siempre terminarán accidentados, por imprudentes y tercos ¿verdad?

Según varias informaciones, en Río se desató un diluvio mientras festejaban carnaval y se burlaban de Dios teatralizando a satanás y a un Jesús débil.

Se conocíó además que quien hizo el personaje de diablo, murió en un accidente automovilístico ese mismo día.

Carnaval San Valentín

Las fiestas lupercales o lupercalia se suelen asociar a los orígenes de San Valentín, eran celebraciones en las que se ofrecían sacrificios al dios pan y a la diosa lucina, relacionados ambos con la fecundidad y el nacimiento. En ellas los hombres flagelaban a sus mujeres para que fuesen más fecundas.

El hecho de adorar, venerar, celebrar u ofrecer sacrificios a dioses inventados por los hombres, constituye un hecho oscuro que da origen a celebraciones paganas como el carnaval.

¿Dónde se origina la palabra carnaval?

La palabra carnaval, proviene del italiano carnevale, palabra compuesta por el término latino caro-carni, en su acusativo care, que se traduce como carne y se vincula con la raíz indoeuropea kreue (carne viva, sangre o costra).

Este término se une al verbo levare (elevar, quitar de encima) que dio origen a los términos: llevar, aliviar o levantar.

En otro estudio se dice que la iglesia católica se habría apropiado de tradiciones anteriores, celtas o latinas, celebraciones que tendían al desenfreno y al consumo desproporcionado de alimentos. En este contexto existen las celebraciones en honor de Carna, hija de Helerno (kalendas de febrero), diosa de las habas y el tocino. (Etimología de Carnaval)

En consecuencia, la palabra ‘carnaval‘ hace referencia a la despedida de la carne, puesto que tal y como indica la tradición esta no se comerá en los siguientes 40 días de la cuaresma cristiana antes de la Pascua.

¿Es verdad que no debemos comer carne en la Pascua?

Para empezar, debemos conocer lo que exactamente quiere decir Pascua, que no tiene «nada que ver con los» huevitos de pascua que dejan los conejos«.

La palabra pascua “viene del vocablo hebreo pesaj, que literalmente significa ‘pasar por alto’ o ‘encima’, y figuradamente ‘preservar’, ‘mostrar misericordia’”. Su primer uso en las Escrituras se encuentra en Éxodo 12.

Para entender el contexto de «pesaj» es muy importante que leas Exodo 12, versículos 1-12… Y continuamos con el versículo 12 y 13:

12 Pues yo pasaré aquella noche por la tierra de Egipto, y heriré a todo primogénito en la tierra de Egipto, así de los hombres como de las bestias; y ejecutaré mis juicios en todos los dioses de Egipto. Yo Jehová. 13 Y la sangre os será por señal en las casas donde vosotros estéis; y veré la sangre y pasaré de vosotros, y no habrá en vosotros plaga de mortandad cuando hiera la tierra de Egipto.

En la Pascua, Dios derramó sangre, la sangre de los primogénitos de Egipto.

Pero al mismo tiempo pasó por alto (heb. pesaj) los hogares de aquellos israelitas quienes, con fe obediente, cubrieron los dinteles de sus casas con la sangre del cordero sin defecto que habían inmolado con sus propias manos.

La Pascua también se refiere a una vida de fidelidad que nosotros debemos demostrar a Dios, así como Él fue fiel con su pueblo y sigue siendo con los lo que lo aman.

Por lo tanto, nada tiene que ver el hecho de comer o no comer carne durante la cuaresma, más bien como leiste en Exodo 12: 1-13, ellos comieron carne porque fue un mandato de Dios.

Si tu no quieres comer carne porque no lo deseas o porque no puedes, es una cosa muy distinta.

Finalmente Dios nunca nos prohibe comer carne o algún otro alimento, lo que nos ordena es Bendecir esos alimentos (bien preparados claro está) antes de ingerirlos.

El apogeo del carnaval fue en la edad media

El origen de la palabra «carnaval» practicamente se vincula al italiano, debido a que el auge de esta fiesta se produjo durante la Edad Media en toda Europa, pero especialmente en Italia.

Dentro de Italia se hizo famoso el carnaval de Venecia, que fue durante siglos la vía de escape de los ciudadanos para evadirse del gran control del gobierno veneciano.

Esta fiesta alcanzó su máximo apogeo en el siglo XVIII, época en la que acudían a esta festividad aristócratas de lugares muy diversos.

¿Y para qué acudían aristócratas de varios lugares? Pues para dar rienda suelta a sus más bajos instintos, ya que por lo general y como lo decíamos anteriormente en estas fiestas se utilizaban máscaras, entonces ocultaban sus rostros para no «dañar su reputación».

Fiesta de carnaval en Roma. Óleo de Johannes Lingelbach, c. 1650/1651 IMG: Wikipedia
Fiesta de carnaval en Roma. Óleo de Johannes Lingelbach, c. 1650/1651 IMG: Wikipedia

Ahora bien, para nadie es deconocido que el feriado de carnaval representa días libres para descansar de todo el trabajo cotidiano, pero no por ello, debemos celebrar con excesos y burlas ¿Verdad?

Por supuesto que podemos celebrar, pero sanamente, en familia o con amigos, de una manera racional, disfrutando cada momento de los paisajes que nos brinda cada país.

Por ejemplo en Ecuador, hay tantos lugares mágicos que podemos conocer y pasar momentos amenos con nuestra familia. (Te dejo este enlace para que lo puedas revisar: Qué hacer en estos carnavales 2024)

Cualquier actividad que decidamos hacer en Carnaval, hagámoslo siempre apegados a la voluntad de Dios, es decir en un contexto de santidad y no como una celebración pagana entregándonos a satanas a través de los vicios o las fiestas con excesos.

No dejes que la carne te gane, recuerda que no solo en Semana Santa debemos reflexionar, sino todo el tiempo, incluso en Carnaval.

Comenta esto con tus amigos

Comparte el amor de Cristo

Written by Jesús es mi Pana

El conocimiento de la verdad es fundamental para transformar nuestras vidas. La verdad os hará libres y la verdad es Jesús. Jesús te ama, sigue a Jesús.

Cómo obtener el sello de Dios

¿Cómo puedo tener el sello de Dios en mi vida?